You are here
Home > SALUD > Consejos para llevar una dieta equilibrada

Consejos para llevar una dieta equilibrada

dieta equilibrada

Llevar una dieta equilibrada es esencial para tener una buena salud física. Eso a su vez influye en nuestro sistema emocional. Para que la alimentación sea equilibrada y sana, tiene que tener prácticamente todos los nutrientes que el cuerpo necesita, pero sobretodo en las cantidades adecuadas.

La dieta que necesitará alguien que practique deporte a diario no es la misma dieta que podrá necesitar alguien que tenga una vida mas sedentaria. Tenemos que conocer nuestras necesidades para saber que tipo de alimentación necesita nuestro cuerpo.

Los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas son los nutrientes que tenemos que tomar todos los días en una cierta cantidad, ya que son los que nos dan la energía. La alimentación es muy importante, y cobra especial importancia en las personas que tienen algún problema de salud. Además, si sigues una dieta equilibrada, ayudas a prevenir notablemente las enfermedades.

alimentacion equilibrada

A continuación vamos a darte unos puntos los cuales son importantísimos a la hora de llevar una alimentación equilibrada.

Reducir la bollería industrial

Ya sean helados, snacks, dulces pizzas, etc. tenemos que intentar reducirlos al máximo. No es cuestión de dejarlos de comer, pero hacerlo con moderación y que no se convierta en un habito. Pero recuerda, que un caprichito nos merecemos de vez en cuando.

Beber mucha agua

Beber agua es algo tan importante que en ocasiones no le damos la suficiente importancia. Como mínimo, deberíamos beber un litro de agua al día, y lo recomendable es beber 2 litros. Nosotros te recomendamos que lleves cada día una botellita de agua en el bolso, en el coche,… Para estar constantemente hidratado. Recuerda que todo nuestro cuerpo necesita hidratación para realizar su función correctamente.

alimentos bajos en grasa

Realizar 5 comidas al dia

La educación en la alimentación es esencial, y tenemos que enseñar a nuestro cuerpo a comer cuando toca, y no cuando nosotros queremos.

El desayuno es una parte importantísima. En ocasiones, tenemos la costumbre de desayunar un café y luego mas tarde almorzar. Pero lo ideal sería acompañar el café con algún tipo de tostadas con jamón dulce, con aguacate y tomate,… o quizás con unas galletitas bajas en grasa. Y luego a media mañana tomar algo suave. La comida puede ser también consistente. Para la merienda , que también es importante, podemos darle a nuestro cuerpo una pieza de fruta y una barrita energética, y así no llegar a la cena con un hambre terrible.  Y para terminar, la cena siempre tiene que ser moderada ya que al dormir no quemamos ni consumimos esa energía ingerida.

Similar Articles

Deja un comentario

Top